futbol violencia

De ese folclore, enemigos

Cuando tenía dieciocho o diecinueve años, recién salido del secundario, iba religiosamente a la cancha. Me había hecho socio para no perderme ningún partido, para tratar de estar siempre. Me emocionaba el contagio popular de los cantos y la masa de gente saltando o agitando los brazos. Era, y aún es, un espectáculo fascinante. No…

Recursos poco humanos

Hay dos maneras de llegar a Londres en lo que respecta al mundo laboral. Una es ser enviado formalmente por la empresa en la que trabajes. La otra, llegar sin empleo y tratar de conseguir uno acá. Esta segunda forma tiene a su vez dos vertientes: la primera, buscar empleo en algún bar, restaurante o…

barrio crouch end londres

Calles de paz y asfixia

Camino por las calles de Londres y me siento tranquilo. Llego a casa y entro sin relojear permanentemente hacia atrás. Cierto estado de tensión y atención al que mi cuerpo se encuentra acostumbrado, acá desaparece y todo fluye de una manera más relajada. Me pregunto en dónde radica la diferencia entre mi Buenos Aires y…

facebook no me gusta

Facebook, ¿me gusta?

Me topé hace poco con un cartel que decía “Ojalá tu vida sea tan espectacular como lo haces creer en Facebook”. Me pareció exagerado, pero algo cierto. Una vez llegado a casa abrí la red social (la uso diariamente, no lo voy a negar) y me puse a mirar perfiles de gente conocida. Me encontré…

vicios

Vicios y rituales

Otra vez el despertador, el maldito despertador. Creo que gran parte de la gente aborrece ese instante en donde el sueño se interrumpe por ese sonido espantoso, que te saca del mundo ideal para devolverte de una cachetada al real. De los sueños a la rutina. La intensidad de ese sentimiento puede variar según cuanto…

apuestas

Apuestas

Aprendieron a jugarlo allá por 1979, cuando cursaban la secundaria y pensaban que en el futuro se llevarían el mundo por delante. Argentina había salido campeón del mundo y a la vez transitaba la época más oscura de su historia, pero a ellos sólo les importaba reunirse el último viernes de cada mes a jugar…